¿Qué está pasando con el Mercado de La Cebada? ¿Lo van a demoler?

De Mercado de Abastos

DESDE LA ASAMBLEA POPULAR DEL BARRIO DE LOS AUSTRIAS REIVINDICAMOS:

El Mercado de la Cebada es uno de los mercados de abastos más grandes de Madrid. Situado en la Plaza de la Cebada, en el distrito centro fue construido en el año 1868 y renovado en 1958. Actualmente posee dos plantas efectivas de uso comercial con una superficie de más de 6000 metros cuadrados. Se añaden una planta que hace de almacén y otra de aparcamiento.

Hasta hace cuatro años, contaba con una piscina y gimnasio municipal. Infraestructuras éstas que fueron demolidas, gracias al interés especulador del Ayuntamiento de Madrid y al despilfarro del Gobierno central, que destinó 1 millón de euros del Plan E en demoler el edificio, sin otra finalidad que el dejar un solar.

El 28 de julio de 2011, la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid aprobó la demolición del actual mercado con el fin de crear un Centro comercial privado, junto a una piscina y gimnasio, que serán también gestionados con ánimo de lucro. Desde hace meses la prensa nos comunica que el nuevo proyecto ya está en gestación.

La privatización de las instalaciones públicas supone:

  • La pérdida de un edificio singular y la imposibilidad de dotar al barrio de infraestructuras públicas demandadas por los vecinos y vecinas, tales como instalaciones deportivas, sanitarias y socioeducativas.
  • Un ataque directo a la subsistencia económica de los pequeños comerciantes que tienen sus negocios en el Mercado de La Cebada, los cuales llevan años padeciendo el intencionado abandono del edificio, por parte de los responsables municipales.

La declarada apuesta por un modelo neoliberal de los espacios públicos, que prima el interés privado al colectivo, que reduce las dotaciones municipales en beneficio de un modelo especulador, preocupado únicamente en generar atracciones turísticas, tales como los mercados de San Miguel o San Antón, en lugar de crear y mantener instalaciones que mejoren la calidad de vida de los vecinos y vecinas de los barrios del centro de Madrid.
Por todo ello:

  • Solicitamos que anulen el Acuerdo de la Junta de Gobierno, en el que se aprueba una modificación puntual del Plan General con el objetivo de hacer viable el proyecto de renovación del Mercado de La Cebada.
  • Exigimos se dote al barrio de las demandas instalaciones deportivas de las que ya disfrutaba, las cuales deben ser de titularidad y gestión pública.
  • Exigimos renueven y reformen el actual Mercado de la Cebada, manteniendo las actuales condiciones de cesión administrativa que actualmente disfrutan los comerciantes del Mercado de la Cebada.

Y en última instancia, renuncien a especular con los bienes públicos, respetando la decisión soberana de los ciudadanos y ciudadanas de Madrid por tener una vida digna.

Evolución del Espacio Público de la Plaza de la Cebada…

La plaza de la Cebada surgió sobre el vacío de un antiguo cementerio árabe, y se erigió como uno de los puntos de encuentro de una ciudad semilla que posteriormente se convertiría en capital del reino. No obstante la plaza de la Cebada sigue existiendo e incluso alberga la función de mercado que adquirió en el s. XV. Hoy, tanto el mercado como la plaza, se encuentran en una pésima situación tras una historia que se ha escrito desde los condicionantes sociales, culturales y económicos de la ciudad y la actividad comercial.

Por su situación y sus dimensiones, el encuentro entre calles sin asfaltar, que era la plaza de la Cebada, supuso el escenario perfecto para el desarrollo de actividades que llevaban implícito el encuentro de multitudes, como ferias, procesiones, ejecuciones y por supuesto el mercado. La Cebada acogía un mercado provisional y periódico, donde al aire libre se amontonaban sombrajos y mercancías y donde la arquitectura era efímera y surgía al servicio del espacio público. El elemento unificador y generador de actividad era el vacío mismo, que se abría en la ciudad para acoger cualquier actividad que ésta requiriese.

Pero las arquitecturas están para mejorar las condiciones de vida de los que las habitamos, o al menos así debería ser, y con la llegada de las grandes estructuras de acero, el mercado fue cubierto. Se construyó un edificio moderno que gracias a su sistema constructivo innovador, daba cobijo a una actividad comercial que tornó a permanente; el edificio era una gran cubierta ventilada de chapa sobre estructura metálica con altos ventanales que procuraban la iluminación natural, los cuales tuvieron que ser protegidos del oeste madrileño con celosías de librillo. Era un edificio al servicio de la plaza y de la función que demandaba la sociedad.

Este mercado se abría a la plaza, ahora más pequeña de la Cebada, que bien orientada y conectada con la de la Paja y el Humilladero, seguía constituyendo un espacio público de primer orden en la capital. La arquitectura apareció para mejorar el espacio público, siendo prioritaria la continuidad en el plano de acceso y cediendo a los comerciantes un zócalo, que a modo de los de las catedrales, permitía a los vendedores apoyarse en él para facilitar tanto al interior como al exterior un lugar para la venta.

Pero la aparición de las tendencias higienistas y las carencias reales de estos mercados, ya que eran varios los que había en la ciudad, pusieron en crítica el edificio. Madrid había crecido y los adelantos imponían una mejora de la tipología en instalaciones y equipamientos.

Se derribó el antiguo mercado y se instauró el nuevo, con una nueva ubicación en la plaza. Se planteó con un sistema constructivo innovador con los materiales del momento, en hormigón y ladrillo, levantando las seis cúpulas que hoy lo caracterizan.

Pero la ubicación del mercado descuidó el espacio público, olvidándose lo que le debía, y la plaza quedó relegada a unos espacios traseros perdiendo la conexión con las otras plazuelas de la zona, además el aumento del tráfico rodado hizo que los peatones se quedaran limitados a un perímetro funcional del mercado, y que la puerta principal se quedara huérfana de espacio público. La necesidad de más puestos supuso también una entrada a dos alturas, lo que rompió la continuidad con el plano de la calle.

En los ochenta llegaron otras formas de comercio y empezó el declive del mercado. Se construyó un polideportivo, consumiendo parte del espacio público restante pero creando un equipamiento deportivo necesario y muy utilizado.

A la ya desplazada plaza de la Cebada se le restaron algunos metros más para hacer la entrada de vehículos al aparcamiento subterráneo que se construyó en el 92, que aunque era necesario para el mercado, aisló aún más la plaza al romper la conexión con la calle Toledo.

En los últimos años se decidió convocar un concurso para rehabilitar el mercado y construir un nuevo edificio con programa deportivo y comercial. Y llegó la demolición del polideportivo de la Latina, dejando al distrito centro sin piscina municipal y dejando un enorme vacío en la ciudad. La crisis paró las obras previstas y las vallas de obras que rodean el solar han pasado a formar parte del escenario de la Latina.

El colectivo Basurama en la Noche en Blanco de 2010 vio en el solar una oportunidad y propuso la creación de una isla tropical, con cine de verano, escenario musical, talleres y juegos infantiles, con la idea de que durase “algunas semanas más”. La trama social y los vecinos se activaron y el ayuntamiento les cedió la gestión del solar, el nuevo vacío se llamó “El Campo de Cebada”, donde a día de hoy sigue habiendo actividades culturales y sociales, con trabajo voluntario de vecinos.

El pasado 2011 se recalificó el solar y el mercado, un paso más para la privatización de este espacio donde se supone que se construirá un nuevo centro comercial, haciendo caso omiso a la historia y la opinión de las personas que día a día viven y trabajan en el entorno de la Cebada, pensando con criterios de crecimiento económico y no de desarrollo urbano o social.

Por n´UNDO.

Evolución del Espacio Público de la Plaza de la Cebada… de El campo de cebada

La Cebada, Plaza de las Culturas

La Asamblea Popular del Barrio de Austrias – 15M te invita a la segunda edición de las Plazas de la Cultura.

Las Plazas de la Cultura es una iniciativa de nuestra Asamblea con el objetivo de mostrar una cultura participativa, libre, democrática, y horizontal. Nuestros artistas- volverán a mostrar sus iniciativas animando a los vecinxs  a participar con sus aportaciones.

Música coral, de autor, pintura en situ. Máscaras, poesía, artes plásticas, taller creativo plástico-musical, que incluye la intervención en las bóvedas del mercado, romances de semi-ciego, trueque cultural donde intercambiaremos productos culturales de forma gratuita… son algunas de las actividades programadas.

Un concurso libre “Redibujando la Cebada”. Una conferencia sobre la historia e historias del barrio -y del mercado-, a cargo de uno de nuestros artistas más veterano y una selección de grabados sobre las primaveras árabes completan las actividades programadas.

Desde las 11 a las 14 el próximo sábado 4 de febrero. El lugar el Mercado de la Cebada.

La elección del lugar no es casual. Se corresponde con el compromiso de nuestra Asamblea en la defensa de lo público. Nuestro mercado corre el peligro de ser privatizado. Entre todxs trabajamos para que siga siendo de propiedad pública.

Una mañana en defensa del comercio tradicional, la cultura libre, autogestionada y participativa.

SÁBADO 4 DE FEBRERO DE 11 A 14 HORAS

ACUDE, PARTICIPA, DIVIERTETE. MOVILIZATE, LUCHA,  DEFIENDO LO DE TODOS Y COMPARTELO

 

Más información en:    artes.austrias@gmail.com

                                                 comunicación.austrias@gmail.com

Cine de invierno en el Campo de la Cebada

Este sábado los vecinos de la Latina organizan  una sesión de cortos a los pies del mercado, en el solar donde antes estaba la piscina y el polideportivo,  el rebautizado Campo de la Cebada. Lo anuncian con este magnífico cartel animado de las cúpulas vahidas:

Las mejoras obras del Festival de Cortos Caostica aterrizarán este sábado en Madrid para extender el bizarrismo audiovisual por la Villa del vermú, las porras y la caña bien tirada.

El próximo sábado 3 de diciembre, a partir de las 18.30h, Caostica invadirá el Campo de Cebada (Plaza de la Cebada – Metro Latina) para proyectar diversión, visuales y cortometrajes a gogó.

Sigue leyendo

Los vecinos del Mercado de la Cebada -I parte-

Mercado de la Cebada y la pesca sostenible

El próximo 11 y 12 de noviembre 2011 en el Mercado de La Cebada se celebran dos jornadas de “Pesca Sostenible” para sensibilizar acerca de las consecuencias de una práctica pesquera cada vez más industrializada, y que ha puesto en riesgo y en amenaza de extinción a muchas especies como el atún rojo, el mero o la corvina en el Mar Mediterráneo.

Sigue leyendo

Destrucción del Mercado de la Cebada: La opinión de la gente

Frente al monopolio de la decisiones de todos tomadas en mesas de negociación entre especuladores y ediles, la asamblea del barrio de los Austrías ha opinado y propuesto a su manera también que hacer con el Mercado.

Lean, lean que poco coinciden las propuestas de los políticos en el gobierno, con las de los ciudadanos gobernados sobre el futuro del Mercado de la Cebada de Madrid.

Curioso, ¿no?:

Propuesta de intervención en la remodelación del Mercado de la Cebada
23 septiembre, 2011

 

 

Comisión del “mercado” de la Asamblea popular del barrio de los Austrias.

La revitalización del Mercado de la Cebada es un asunto complejo que afecta a aspectos económicos de comerciantes y consumidores, a la convivencia de los ciudadanos en el barrio, a la ordenación urbana y al patrimonio arquitectónico, al modelo de distribución de bienes, al funcionamiento democrático en la toma de decisiones y a la capacidad de poner en práctica soluciones alternativas al modelo dominante que tiende a acaparar los canales de distribución por los grupos financieros más potentes. Por ello hay que clarificar y tomar postura frente a estos problemas actuales, y buscar una solución de futuro. Pues, si no se hiciera, lo más probable es que el mercado – si no hay quien (es) lo impida (n) – esté abocado a desaparecer tal y como lo conocemos hoy día. Esto traería consecuencias –en general negativas– que se trata de evitar.

Sigue leyendo

Blog de WordPress.com.